Mori Ponsowy. Okasan: el fulgor sobre los adioses

Mori Ponsowy. Okasan: el fulgor sobre los adioses

Mori Ponsowy seri­a poeta, narradora desplazandolo hacia el pelo traductora. Nacida en Argentina, ha vivido en Peru, Venezuela y EEUU. Es autora de las poemarios Enemigos afuera y no ha transpirado Cuanto tiempo un aniversario. Ha publicado tres novelas: las colores de Inmaculada; Abundancia asi­ como Busco un amigo. Ha traducido El progenitor, ejemplar fundamental de Sharon Olds, al espanol

Por GREGORY ZAMBRANO

Okasan. Diario sobre viaje de una origen (2019) de Mori Ponsowy seri­a un ejemplar de cronicas sobre camino y es un itinerario; una bitacora e igualmente un antidoto contra la afliccion. La origen evoca al hijo que se ha ido a vivir en Japon cuando casi nada ha traspasado el umbral sobre la adolescencia. El novio siempre quiso, desde chaval, descubrir aquel estado que imaginaba desplazandolo hacia el pelo se aparecia en sus suenos.

La novia viaja desde Argentina de visitarlo asi­ como durante dos semanas vive una pericia afectiva, sensorial, subjetiva asi­ como contradictoria. Escribe su itinerario, necesitari? memorizar cada camino, cada paisaje, travesi­as desplazandolo hacia el pelo esquinas, sitios que desea preservar igual que un sello en la memoria. Reconstruye dialogos, desvela sentimientos desplazandolo hacia el pelo cada revuelta sobre hoja es un punto sobre inflexion en su rol como madre y companera de aquel hijo unico, durante todas las etapas sobre su vida. Invariablemente viajaron juntos, nunca se habian separado. Cuando el joven Mati se prepara Con El Fin De la enorme aventura, ocurre unos pocos dias con su pater, que entonces vivia en Venezuela. Avenencia desplazandolo hacia el pelo despedida, porque poco luego de empezar su ansiado viaje a Japon el padre muere.

En la bitacora se capturan las pormenores del distancia, asi­ como con un habla metaforico la narradora contrasta constantemente lo intuido, lo temido e imaginado y no ha transpirado lo real que la sacude. La atmosfera sobre cercania y no ha transpirado tirantez se va apoderando de los viajeros por fin reunidos.

Okasan es un texto sobre encuentros y despedidas, que permite abierto el trayecto a la confesion y no ha transpirado a la melancolia. La practica del reencuentro seri­a sola e irrepetible, y va demasiado mas alla de las expectativas. La escritura ayuda an encontrar algunas certezas, dentro de ellas el temor a la perdida, la conviccion sobre que el dolor producido por el distanciamiento nunca desaparece.

La origen entreteje su misma historia como un relato paralelo, que en diversos momentos se grieta y no ha transpirado se cruza con la sobre su vi?stago. Sus propios gestos de rebeldia adolescente Hoy se confrontan con las del vi?stago. Igual que si estuviera frente a un reflejo que le recuerda sus anos pasados e interpela en su memoria la contacto con las propios padres, esforzados y no ha transpirado protectores.

En la antesala del trayecto la madre describe pormenores de su vida entre Argentina, a donde ella nacio, desplazandolo hacia el pelo Venezuela, en donde nacio su hijo. Posteriormente su permanencia en EEUU, en donde ambos pasaron un buen lapso. La narracion va desplazandose por diversas geografias hasta volver al actual de seguir la via del chaval que sonaba conocer Japon, aunque que primero pudo hacer un camino de autorreconocimiento, una habilidad de expectativas sobrevenidas en un plan sobre Work and Travel que llevo al joven, con dieciocho anos de vida recien cumplidos, a recien estrenada Zelanda. Lo mas importante de esa experiencia fue constatar que bien no queria seguir sus estudios universitarios en Argentina desplazandolo hacia el pelo que habia llegado el momento sobre emprender el itinerario de las suenos de la infancia: desde la biografia del Raton Perez, que le escribia cartas donde hablaba de las viajes, inclusive la fascinacion inicial ante los kanjis, ideogramas del idioma japones combinados con las juegos sobre Pokemon. Luego sobre aquella sitio mГіvil meddle pericia neozelandesa, vinieron las estudios mas sistematicos de japones, ingles y no ha transpirado matematicas, consejos imprescindibles para permitirse seguir la profesion universitaria en Tokio.

El ojo fotografico de la narradora facilita reedificar por medio de la escritura cada la de estas filigranas por en donde ocurre. Aguzar la pupila Con El Fin De detallar formas desplazandolo hacia el pelo colores desplazandolo hacia el pelo volverlos escritura; seri­a igualmente la modo sobre respirar en ese lugar de contrastes desplazandolo hacia el pelo dar cuenta sobre su distincion. Bastantes lugares sobre Japon le ofrecen ese resquicio Con El Fin De captar el detalle: “Todo, aca, seri­a tan diferente. Nunca hay la sola irregularidad del pavimento. Existe mutismo. El viento es cristalino. Nunca hay veredas en esta avenida angosta. Las tapas de las alcantarillas son todas distintas: cada una posee dibujado un fundamento en relieve. A veces las motivos se repiten, lo que no se repite son las colores con los que estan pintados los espacios dentro de las areas en relieve. Flores o formas geometricas sobre color amarillento, azul, rojo, blanco, verde”.

La narradora constantemente mira hacia el pasado sobre su vi?stago asi­ como del suyo personal.

Son demasiadas las imagenes que recuperan las recuerdos, asi­ como otras tantas que reconstruye cuando mira las cuadernos de anotaciones. Recurre a su usual sobre origen primeriza e, inevitablemente, halla que existe mucho sobre nostalgia en la evidencia de que aquel paraiso ya nunca sera posible.

El itinerario hacia Japon no fue facil de el vi?stago. La vivencia neozelandesa le habia proporcionado un ejercitacii?n Con El Fin De estudiar a desenvolverse asi­ como romper algunas barreras, como la problema para elaborar amistades o comunicarse con las otras. Postularse para un plan de becas en Japon, que le permitiera seguir estudios de pregrado significo un enorme trabajo de aislante casi monacal, que lo obligo a concentrarse en rutinas agotadoras desplazandolo hacia el pelo sostenidas Con El Fin De superar las destrezas exigidas por el procedimiento de eleccion; no obstante, ese primer intento nunca rindio las frutos esperados. Nunca obtuvo la beca desplazandolo hacia el pelo este fracaso, lejos de amilanarlo, le infundio las fuerzas necesarias para continuar a intentarlo un ano mas tarde.

Leave a Reply

Your email address will not be published.